Más de 65 años dedicados a las Bellas Artes

Síguenos en las redes:
Consejos
23 de noviembre de 2021
Materiales de arte
20 de junio de 2023
Consejos
10 de julio de 2023
Consejos
15 de enero de 2024

Inicio > Blog Arte > Pintura al óleo, todo lo que necesitas saber

Blog Arte

pintural-al-oleo

Pintura al óleo, todo lo que necesitas saber

Dentro de las técnicas de Bellas Artes, la pintura al óleo es una de las favoritas de todo artista, por la cantidad de posibilidades que ofrece. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre ella.

¿Qué es la pintura al óleo?

El óleo, palabra proveniente de Alemania oleum («aceite»),​ es una técnica de pintura que consiste en mezclar los pigmentos con un aglutinante a base de aceites, normalmente de origen vegetal. El aceite protege al pigmento de la humedad, permite que fluya de manera uniforme y mantiene su flexibilidad al adherirse a una superficie.

Las pinturas más antiguas que se han hallado con esta técnica se encuentran en murales en las cuevas de Bamiyán, en Afganistán, y datan de mediados del siglo VII, aunque probablemente la técnica ya era conocida en Asia tiempo atrás.

El aceite que más se empleaba era el de linaza, pero no era el único y cada artista tenía su propia fórmula que se solía guardar en secreto. Normalmente se emplea la esencia de trementina como disolvente, para conseguir una pincelada más fluida o más empastada, según el caso.

La pintura obtenida con la mezcla de aceites ofrecía muchas ventajas al pintor, entre otras, el poder realizar su obra lentamente y sin prisas (lo contrario a lo que ocurría en la pintura al temple, o al fresco), el poder retocar la obra, variar la composición, los colores, etc.

Soportes para pintura al óleo

Esta técnica admite soportes de muy variada naturaleza:

Óleo sobre muro

Su utilización ha sido minoritaria en el mundo del arte, por existir otras técnicas más estables y duraderas, pero algunas obras como La última cena de Leonardo Da Vinci, emplearon esta técnica.

Óleo sobre tabla

Se preparaba la tabla con una capa de carbonato de cal terroso (creta) blanco y cola animal (gesso). Así se preparaba la madera, compacta y lisa, para la pintura.

Técnica especialmente utilizada en la pintura flamenca, pero también en la Italia de la primera época renacentista.

Óleo sobre lienzo

El soporte más conocido y el favorito desde el Renacimiento hasta nuestros días. Se trata de un bastidor de madera que forma un soporte para colocar tela tensada de lino, algodón o cáñamo, sobre la que realizar obras pictóricas.  Algunas de sus ventajas son:

  • Facilidad de transporte.
  • Facilidad de almacenaje.
  • Óptima conservación, no surgen grietas como en la madera.
  • Pinturas de mayores dimensiones.
  • La trama del tejido favorece crear efectos expresivos.

Otros soportes

Conocemos pinturas al óleo sobre piedras preciosas, metales, vidrio, e incluso marfil, que se puso muy de moda en la época romántica. Estos soportes presentan muchas veces problemas de conservación, ya que la adherencia del óleo a estas superficies no porosas es menor.

En cuanto a piedras, fue usual la pintura sobre ágata y sobre mármol. Estos soportes, por su belleza, aumentaban el valor de las pinturas.

Respecto a los metales, sin duda el más utilizado fue el cobre. Superficie uniforme que ofrecía estabilidad y durabilidad.

Materiales para pintura al óleo

Los materiales necesarios para practicar esta técnica son los siguientes:

  • Caballete
  • Lona o lienzo
  • Imprimador acrílico (para preparar el lienzo)
  • Óleos
  • Pinceles para óleo de diferentes tamaños (Te lo contamos aquí)
  • Paleta de vidrio o de cerámica
  • Diluyente o disolventes para óleos
  • Espátula
  • Trapos o toallas

Tipos de óleos

Tenemos los óleos clásicos desde gamas altas a gamas más asequibles, para principiantes, de las mejores marcas como:

  • Óleo Sennelier
  • Óleo Rembrandt
  • Óleo Winsor & Newton
  • Óleo Van Gogh
  • Óleo Mir
  • Óleo Gravi
  • Óleo Mussini
  • Óleo Titan
  • Óleo Old Hollan
  • Óleo Michael Hardings
  • Óleo Maimieri
  • Óleo Art Creation
  • Óleo Pebeo XL

Lo que diferencia un óleo de mejor calidad con uno más económico es la consistencia del pigmento que posee y la gama de colores que compone cada marca. Esto lo puedes comprobar al comprar el blanco titanio en distintas marcas y te darás cuenta de que al intentar mezclarlo con un color para que se aclare necesitaras mucha más pintura si compras una marca estudio. Puedes ver nuestra gama de pinturas para óleo aquí.

Además, tenemos disponibles barras de óleo de Carandache, R&F, Van Gogh y Sennerlier y óleos al agua de Artisan de Winsor & Newton y Cobra Estudio, de Talens.

Y, si te es difícil decidirte y prefieres un set completo con todos los materiales para empezar a pintar, tienes estos sets de óleo con todo lo que necesitas en una amplia gama de precios según tus necesidades y objetivos.

Hay que tener en cuenta que hay colores más transparentes u opacos que otros por la naturaleza de sus pigmentos y, dependiendo de lo que quieras lograr, debes tomar en cuenta su opacidad.

Los óleos opacos son colores cubrientes. Y con ellos puedes trabajar los brillos y las luces de tu composición. Mientras que los transparentes dejan ver la superficie que hay en tu lienzo. Esto te puede ser útil si quisieras hacer veladuras para trabajar las sombras y fondo de tal modo que podrás darle más profundidad a tu pintura.

Puedes reconocer su transparencia y su resistencia a la luz en los siguientes símbolos:

oleos-transparencia
Grados de transparencia de los óleos

Preparación de la Tela

Para preparar la tela debes tener en cuenta el concepto “graso sobre magro”. Lo primero que tienes hacer es mezclar un poco de pintura con trementina o Gamsol, utilizando un color plano, y cubrir por completo tu soporte, a esto le llamamos “matar la tela”. El color de matado para la tela se escoge según la tonalidad de la que será tu composición para que te sirva de base.

Luego, a medida que vas avanzando por capas, puedes ir agregando más a aceite a tu óleo de forma progresiva. Así evitaras que la pintura se cuartee o quebraje.

También debes tener en cuenta el grosor de las capas y la densidad de cada una de ellas. Las primeras capas deben ser más delgadas, e ir haciéndolas más pastosas a medida que vas avanzando, ya que las delgadas se secan más rápido y, si lo hicieras al revés, correrías el mismo riesgo que al aplicar magro sobre graso.

Pros y contras de la pintura al óleo

Como cada técnica, el óleo tiene sus ventajas y desventajas.

Como ventajas, ofrece muchas tonalidades de alta calidad. Una vez seca la pintura, no pierde su color vivo y potente. Además, te permite trabajar tanto con empastes como con veladuras, ofreciendo una amplia gama de efectos. También la pintura al óleo ofrece una ventaja a principiantes ya que, al ser de secado lento, puedes corregir errores rápidamente, trabajando de manera más relajada. Otra ventaja es que es altamente resistente, como vemos en la conservación de pinturas al óleo en la historia del arte.

Por otro lado, como desventajas cabe destacar que trabajamos con materiales muy tóxicos como la trementina o el aguarrás, por lo que necesitamos ventilación. Aunque hoy en día existen marcas que han solucionado ese problema trabajando con otros químicos.

También la lentitud del secado puede ser una desventaja, aunque existen líquidos secativos que podrían solucionarlo.

Como ves, la pintura al óleo es una técnica apasionante con muchas posibilidades. Si necesitas asesoramiento sobre qué materiales o marcas adquirir según tu nivel, no dudes en ponerte en contacto con nosotros aquí. Somo especialistas en venta de materiales de Bellas Artes desde 1957, proveyendo a artistas, diseñadores/as, estudiantes y aficionados/as.